domingo, 23 de octubre de 2011

UN MOMENTO MEMORABLE...


Subir a Sabas Nieves temprano los domingos y alimentar a las guacharacas y querrequerres se ha vuelto un pasatiempo lleno de satisfacciones. Hace pocas semanas comencé arrojándoles bolitas de pan que, ávida y ágilmente, se disputaban. Semana a semana las guacharacas  fueron entrando en confianza hasta que algunas más atrevidas comenzaron a comer de mi mano. Hoy ya se pasaron: se me montaron encima a disputarme el sandwich que me comía!! Fue una experiencia insólita y alegre. Poder tener ese encuentron tan íntimo con guacharacas no domésticas sino que viven libremente en El Avila, porque saben que no les voy a hacer daño, fue un momento memorable. Uno se siente reconciliado con la naturaleza...uno con todo lo que es!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada